domingo, 3 de julio de 2011

Chinchilla de cola larga (Chinchilla lanigera)


Aunque parezca sorprendente ya que seguramente muchos de vosotros habéis tenido una chinchilla en casa, las chinchillas salvajes, ´padres´ de las chinchillas domésticas, están en peligro crítico de extinción.

¿Las razones?: en tan sólo 15 años ha desaparecido el 90 % de su población; además, la escasísima población actual sigue bajo la presión de la caza ilegal y de la reducción de su hábitat? razones más que suficientes para clasificarlo como en serio peligro de extinción.
Para que nos quede más claro, estas chinchillas una vez fueron abundantes, pero pasaron a contar con tan solo 42 pequeñas colonias en estado salvaje en 1996. El número de estas colonias y del tamaño de la población general disminuye de manera constante en el tiempo.


Aunque es de menor calidad de pelaje y tamaño que la otra Chinchilla, se ha impuesto mundialmente en el mercado, seguramente por su mayor maleabilidad en condiciones de cautiverio.


HISTORIA

Es uno de los animales más apreciados en el mercado de las pieles a nivel mundial. Ya los Incas empleaban la piel de chinchilla y su lana para confeccionar ciertos artículos antes de que los colonizadores llegaran a América. Cuando las pieles llegaron a Europa pasaron a estar de moda, sobretodo a partir de comienzos del siglo XIX. Como ejemplo decir que sobre los primeros años del siglo XX, se calcula que se exportaban anualmente unas 500.000 pieles de chinchillas para el comercio. Y es que estas pieles están consideradas por algunos como las más valiosas del mundo. Se han vendido pieles de estos animales por 100.000 $.

Debido al exceso de caza por su piel, estuvo a punto de desaparecer a principios del siglo XX. Incluso con la protección entre los gobiernos de Argentina, Bolivia, Chile, Perú, y bajo la ley chilena desde 1929, la caza ilegal continuó. Fue también a finales del siglo XIX cuando comenzó la cría en cautividad, aunque no fue hasta 1920 cuando comenzó la cría para comercio.

Fue en los años 50 cuando la Chinchilla chilena ya se consideró extinguida. Pero por fortuna de todos, se redescubrieron en 1978, y en 1983 se creó la Reserva Nacional Las Chinchillas, de 4.227 ha, de las cuales 556 ha tenían colonias de antes de 1983, pero solo 264 ha tenía colonias en 1989.

A pesar de ello, la distribución se ha ido reduciendo a solo dos áreas. Además, solamente 19 de las 42 colonias conocidas en la Reserva Nacional Las Chinchillas están protegidas.

Se estima que actualmente la población salvaje cuenta con un total entre 2.500 y 11.700 individuos, con un continuo descenso, como lo indica la reducción del área cubierta por las colonias y su fragmentación. Ni la protección dentro de la reserva ante las actividades humanas ha frenado el descenso.

Ya en 1990 se ha puesto en marcha un plan de conservación, pero ninguna acción concreta de conservación se ha llevado a cabo en la pequeña y rica genéticamente población norteña de La Higuera, en Chile .


VARIEDADES

Son tres las variedades de esta especie, sin llegar a considerarse subespecies. Las variedades se diferencian por la estructura de su cuerpo y pelaje fundamentalmente, y estas diferencias proceden de las variaciones regionales. Las tres existentes son:

1.Variedad la plata: son los más desarrollados muscularmente, con una estructura ósea más pesada. Son también más redondeados y compactos, con cabeza corta, ancha, más distancia entre orejas, y una línea dorsal relativamente recta. Los hombros son tan anchos como el pecho y los cuartos traseros (grupa). Las orejas son más cortas y redondeadas.
2.Variedad costina: Son los de menor estructura ósea, y los de patas más largas. Sus manos son más cortas, y sus hombros más angostos. La columna vertebral es más arqueada y la línea del cuello muy profunda, formando una ligera joroba. Las orejas son largas y posicionadas en un ángulo de cerca de 45º.
3.Variedad ratón: Tiene la nariz puntiaguda como costina y orejas posicionadas muy juntas y algo horizontalmente. Son claramente más pequeños.


CARACTERÍSTICAS

A la chinchilla de cola larga (Chinchilla lanigera), también se le llama chinchilla chilena, chinchilla costera, Chinchilla costina o chinchilla menor.

COMPARACIÓN ENTRE CHINCHILLAS: Dentro del género Chinchilla hay dos especies, la Chinchilla colilarga y la chinchilla real (Chinchilla chinchilla), antes conocida como Chinchilla brevicaudata. Ambas están en peligro crítico de extinción. Si las comparamos, la Chinchilla colilarga es más pequeña, tiene las orejas más redondeadas y la cola más larga que la chinchilla real.
Los ejemplares domésticos son más grandes que los silvestres y tienen un más marcado dimorfismo sexual, lo que quiere decir que hay más diferencias entre machos y hembras. También existen más variedades de colores debido a mutaciones que se han mantenido gracias a la selección artificial. Hay que tener en cuenta que los primeros ejemplares para reproducirlos y criarlos en cautividad no fueron escogidos al azar, si no que fueron seleccionados por la calidad de su pelo y su tamaño. Hasta tal punto son diferentes actualmente, que no se consideran como la misma especie, por lo que lógicamente no se consideran amenazados.


La chinchillas colilargas miden de longitud una media de 26 cm, y su cola mide 13 cm. Sus orejas tienen unos 45 mm de longitud. Las hembras pesan unos 800 g y los machos unos 600 g, por lo que las hembras son más grandes. La cola es larga, gruesa, gris y con pelos negros en su parte dorsal, con un penacho que excede la cola en 5 cm. (La larga cola actúa como contrapeso en las huidas a gran velocidad)

Aunque la palabra lanígera significa ´provista de una cubierta lanosa; sin embargo, su pelaje no es lanoso, si no que es sedoso, extremadamente suave, y firmemente adherido a la piel. Su pelo mide de 2 a 4 cm de longitud, y es gris y blanco, con bandas negras. Su abundante pelaje le protege de la extrema sequedad y frío de su hábitat natural gracias al aislamiento térmico que produce. Además su color gris azulado se confunde con la roca de su hábitat natural.
Las vibrisas (bigotes) son abundantes, fuertes y largas (10 a 13 cm).

En las manos tienen cinco dedos y en los pies tiene cuatro; las manos y los dedos son pequeños y las uñas son pequeñas pero firmes. Sus patas delanteras son de pequeño tamaño, mientras que las patas traseras son muy largas y musculosas, lo que le proporciona gran fuerza para impulsarse. Pueden correr a gran velocidad, trepar y saltar.

Tiene además un gran oído

LONGEVIDAD: En estado salvaje viven una media de 6 años, hasta 10, mientras que en cautividad pueden vivir entre 12 y 15 años, aunque se han conocido chinchillas que han vivido hasta 20 años.

Son animales sociales, con colonias de hasta 100 ejemplares, e incluso hasta 500, sobre un área de 100 ha.
En las chinchillas las hembras son más dominantes y agresivas hacia los demás en la época de apareamiento que los machos. Aun así, los enfrentamientos son raros, ya que normalmente las peleas se quedan en gruñidos, en enseñar los dientes y orinar.

Son animales más bien nocturnos, con picos de actividad con temperaturas bajas.

Utilizan baños en arena para mantener el pelo limpio.

Se refugian en grietas y agujeros entre las rocas, y en madrigueras donde pueden vivir varias parejas.

Suelen ser monógamos.

Curiosamente, cuando se ven obligados a escapar de algún depredador utilizan un mecanismo defensivo consistente en soltar grandes mechones de pelo que despistan al depredador.

ALIMENTACIÓN: Se alimentan de más de 24 especies botánicas, en especial hierbas y pastos. La dieta cambia y se adapta entre sitios estacionalmente y a través de los años. Consumen suculentas en verano, y aparentemente no beben nada en estado salvaje, lo que significa que pueden subsistir con el agua que obtienen de las plantas. La chinchilla busca principalmente alimentos de alto contenido proteico, como bayas, nudillo y otras herbáceas y cactáceas, prefiriendo la algarrobilla, como componente principal de su dieta.
También pueden alimentarse de insectos y huevos de aves, pero de manera esporádica.
En el caso de los ejemplares domesticados se alimentan de alfalfa, heno, trigo, maíz avena, y otros alimentos compuestos.

REPRODUCCIÓN: La temporada de cría se produce entre noviembre y mayo en el hemisferio norte, y entre mayo y noviembre en el hemisferio sur.

La madurez sexual la alcanzan a los 8 meses, aunque en ocasiones puede ser temprana, a los 5 meses de edad. Sin embargo, la primera camada suelen tenerla a la media de edad de 459 días, unos 15 meses.
La gestación dura 111 días de media, y entre nacimientos pasa una media de 214 días (tienen entre una y dos camadas por año). Nacen de cada parto entre 1 y 6 crías, siendo lo normal de 2 a 3 crías (con una media de 1,75).

Los neonatos son precoces, lo que significa que ya nacen con pelo, con dientes, con los ojos abiertos, y que son capaces de caminar a la hora de nacer. Sin embargo, aunque pueden empezar a comer alimento sólido a la semana de edad, como mínimo necesitan 25 días amamantándose para poder sobrevivir. Lo normal es que la lactancia dure de 6 a 8 semanas (según datos de ejemplares en cautividad).

Entre los predadores están el culpeo o zorro colorado (Pseudalopex culpaeus), que captura tanto adultos como juveniles, y el búho magallánico o tucúquere (Bubo magellanicus), que ataca principalmente a juveniles.


HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

Se le encuentra desde el norte de Chile a lo largo de parte de los Andes y las montañas costeras de Talca. Se ha sugerido que esta área podría extenderse hasta Argentina y la provincia de Salta, aunque no está confirmado.

Habita zonas áridas y semiáridas, zonas escarpadas de cadenas montañosas transversales en el norte central de Chile, que conecta las montañas costeras con los Andes, con elevaciones de 400 a 2.000 msnm. Su hábitat típico es rocoso o arenoso con una escasa cubierta de arbustos espinosos, pocas hierbas, cactus, plantas suculentas y bromelias.

Con respecto al clima, este es muy duro, ya que en verano pueden alcanzar los 30°C a la sombra al mediodía, y los 7°C.


AMENAZAS

Han estado amenazados durante años por las actividades humanas, incluyendo la tala, la caza, las tareas de pastoreo de ganado vacuno y caprino, la minería y la extracción de leña. Por todo ello, y debido al fuerte descenso en pocos años, pese a las actuales medidas de conservación la población está sumida en un continuo declive. Según Jimenez (1996), podemos explicar su continuo declive actual con esta lista:
1.Actualmente quedan tan pocos ejemplares, que están por debajo de la población mínima viable, es decir, no hay suficientes ejemplares como para que las poblaciones se mantengan por mucho tiempo. Para que nos hagamos una idea, decir que si por ejemplo quedan 10 ejemplares en una zona muy grande, no se encuentran y no se reproducen? este sería un ejemplo que puede suceder en una población no viable.
2.La depredación por parte de los zorros ha aumentado en los últimos años, seguramente porque también están escaseando otras presas habituales para el zorro.
3.En los últimos tiempos, la disminución se ve agravada por cambios tanto abióticos como bióticos
4.Muchas especies aumentan y disminuyen sus poblaciones en ciclos (aumentan mucho y disminuyen mucho, vuelven a aumentar?); podría ser que estuvieran en una etapa de descenso de su población


MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Además de su clasificación mundial por la IUCN, también está clasificado en Chile en riesgo, con la 2ª más alta prioridad de conservación entre los mamíferos chilenos.

La legislación protectora de esta especie tuvo sus comienzos en 1929; a pesar de que ya son muchos años de la misma, no ha sido eficientemente aplicada hasta la creación de la Reserva Nacional Las Chinchillas en Auco, Chile, en 1983.

Además, se encuentra incluida en el Apéndice I del CITES desde 1977.

La reintroducción de ejemplares también se ha intentado, pero hay que tener cuidado: La cría en cautiverio se inició en 1885 en Santiago (Chile) y nació la primera camada en 1896. En 1923 once animales fueron llevados de Potrerillos a California (EEUU) donde se inició desde entonces la moda de su cría en todo el mundo. Ahora hay que tener cuidado a la hora de pensar en la reintroducción, ya que hay aproximadamente una docena de mutaciones que han producido los pelajes de otros colores y que deberían de evitarse a la hora de reintroducir, si lo que queremos es conservar a la especie original. Además, es necesaria una aclimatación de los ejemplares antes de soltarlos, ya que algunas sueltas no han tenido el éxito esperado por falta de la misma


TAXONOMÍA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: RODENTIA

Familia: CHINCHILLIDAE

Nombre científico del oso malayo: Chinchilla lanígera

Autor de la especie: (Molina, 1782)

Nombre común: Inglés: Chinchilla, Long-tailed Chinchilla Francés: Chinchilla A Longue Queue, Chinchilla À Longue Queue
 
Fuente: IUCN; Animaldiversity; Infochinchillas.com; wikipedia por Mª Carmen Soria (Licenciada en Ciencias Ambientales)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada